lunes, 13 de marzo de 2017

EL DÍA DE LAS SERIES SÚPER: DC LEGENDS-THE FLASH-SHIELD and GREEN ARROW


En busca de la "Lanza del Destino", esta vez nos transportamos a en parte al Detroit del año 3000, donde el Dr. Mid-Nite es asesinado por Rip Hunter y en el núcleo de la historia al Camelot de los Caballeros de la Mesa Redonda, donde Star-Girl guarda otra de las piezas y aquí es donde realmente la trama se desarrolla, con un Rip Hunter más villano que nunca, el cual haciéndose con un invento de control mental del Doctor Mid-Nite, se apodera de la mente del Rey Arturo, de la mano de un Dhark tornado a una variante del mítico "Caballero Negro".

Con todos estos ingredientes, es lógico que el episodio no haya defraudado, con batalla medieval incluida, en el que Ray se convierte en un caballero...Jedi, si no no hay nada más que ver su espada y un Mick que ese erige desde la "Wave rider" en el salvador del equipo, ya que es él el que con ayuda del ingenio del profesor Stein, consigue desbloquear el artefacto mental de Hunter y las réplicas que les había colocado a los soldados guiados por Arturo.
Todo acaba con Rip siendo apresado por Sarah...pero ojo porque el final nos depara una sorpresa y es que Gideon, parece que sigue bajo el control de Rip y eso...huele a liada padre en los siguientes episodios...o que Hunter nos tiene a todos engañados.





Yiiiiijaaaaaa¡¡¡¡¡¡¡¡ Al fin, el mejor Flash ha vuelto y con un capitulazo de los que hacen aumentar la la leyenda del velocista escarlata.

Nos hemos ido a Ciudad Gorila, la ciudad donde nuestro equipo envió a Grood, pero no nos hemos ido por el gorila telepático, si no porque Harrison Wells, el original, ha sido raptado por los simios y Jessy Quick, ha acudido a pedir ayuda a nuestro equipo.
En cierto modo han hecho sentirnos como aquellos exploradores que iban en busca de lo desconocido, las primeras veces que pisaban África porque la ambientación en la selva ha estado muy bien, pero aún mejor ha sido ver Ciudad Gorila y sobre todo el coliseum al más puro estilo romano, que los gorilas tienen para sus duelos, porque esta vez Grood quiere que Barry se enfrente al Rey Gorila para así si lo derrota él hacerse con el control de Ciudad Gorila y evitar que los simios lleguen a Central City...ja y nosotros que nos lo creemos, pero bueno, eso para el final. El caso es que el duelo entre Barry y Solovar ( si es que lo malos suenan parecido en esta temporada) en la "Arena" que es como llaman a su coliseum, es espectacular, tanto la recreación del coliseum como del Copito de Nieve gigante, que es el rey simio, así como la lucha entre los dos.
Por desgracia y como se esperaba, Grood no cumple su promesa y nuestros héroes tendrán que ingeniárselas para regresar y equivocadamente pensar que Grood no va a penetrar en Central City, porque el final del episodio, nos deja muy claro que el ejército simio va a ir a Central City y todo gracias a cierta "recaudadora" muy afín a Cisco.
La semana que viene pinta muy, pero que muy interesante sobre todo tras el espectacular episodio de hoy y ojo, porque el equipo tiene refuerzos, ya que tal y como se ve, la señortia Quick, ha decidido quedarse junto a Wally en "Tierra-1".






Con cierta pena y congoja y con unas ganazas tremendas de que vuelvan, toca dejar hasta Abril por culpa de uno de esos parones que tanto nos disgustan a los serie adictos, a nuestros agentes marvelitas más queridos.
Porque lo que hemos visto esta noche, ha sido un épico episodio, donde nada es lo que parece y donde ha primado por encima de todo, la desconfianza, la acción a raudales, la intensidad y más que nada, una ida de olla tremenda por parte de los guionistas, que han convertido la trama de "Darkhold" en un producto de similares características a "Matrix", con medio "SHIELD" viviendo una idílica vida en el "framework" creado por la mente de Radcliffe, y sólo Simmons y Daisy como rivales para evitar que todo el mundo caiga bajo el yugo de Radcliffe y Aida, oh Aida, sí, tan bella como letal, puesto que tal y como vemos, "Darkhold" la ha convertido en algo más que una simple androide, si no en una letal asesina dispuesta a todo con tal de alcanzar sus objetivos y para ello no duda un ápice en acabar con la vida terrenal de Radcliffe y confinarlo para siempre en el "Framework" y además dejar en parte vivo a nuestro querido amigo ruso, al cual supuestamente había matado Daisy...no, porque lo que hace Aida con él es dotarle de un cuerpo nuevo, el cuál él controlará mentalmente, de una manera algo macabra, a lo "Frankestein" más bien, pero que va a hacer que el regreso sea mucho más interesante y si a eso le sumamos las escenas finales en las que todo el equipo habita en el idílico mundo donde los deseos de todo el equipo se han hecho realidad, pues las ganas van en aumento, porque nos deja muchos interrogantes.
Por una parte Simmons y Daisy han conseguido entrar en esa realidad alternativa para conseguir traer de vuelta a todo el equipo, pero vemos una tumba con el nombre de Jemma en ella...Daisy tiene de novio a Ward, ¿volveremos a verle?, May no trabaja en "SHIELD" si no que es parte de "Hydra"y Mack, sigue con su idílica vida al lado de su hija, o eso parece...tenèis ganas de que vuelvan pero YA, con todos estos ingredientes ¿no?, pues...hasta Abril nos toca esperar ...




Pues otro episodio de esos tan..., no se ya ni como nombrarlos, porque y perdónenme los fans del encapuchado verde, los guionistas se están pasando de la raya con los momentos de relleno en los últimos episodios, aunque es cierto que en éste ha habido menos, pero aún así han lastrado lo que podía haber sido un muy buen episodio.
En esta ocasión Oliver debe enfrentarse a la huida de Iron Hights de China White, Cupid y Liza Warner, las cuales pretenden apoderarse del dinero que tenía Tobías Church y de este modo adueñarse de las calles de Star City. Por si esto fuera poco, nuestro encapuchado, debe enfrentarse al hecho de que Susan sepa que él es Green Arrow y toda su etapa en Rusia.
Lo que se presentaba como un interesante episodio, con un inicio tenso entre Oliver y la madre de Prometheus, para averiguar el nombre de éste, la escapada de las tres villanas y la posterior emboscada a Green Arrow por parte de la policía como sospechoso del asesinato del detective Malone, se torna en algo muy lento de digerir con los flashbacks rusos y escenas de relleno con diálogos que ciertamente se me hacen pesados y que podían haber quitado cediendo protagonismo a esa estupenda artista marcial que es Kelly Hu o dando más cancha a las tres villanas, mucho más allá de las escenas finales en las que todo se convierte en un todos contra todos, con unas coreos realmente brillantes.
El colofón viene dado cuando en las noticias de la televisión, sale que el ayuntamiento de Star City, está encubriendo al posible asesino del detective Malone, con el terremoto que eso supone para la administración de Oliver. Ahí vemos como Prometheus cada vez asfixia más y más todo lo que rodea a Oliver, con lo que una vez que ha prendido la mecha, la bomba puede estar a punto de explotar.


Por José María Molano





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada