jueves, 23 de febrero de 2017

CRITICA: ¨MOONLIGHT¨ - ESPECIAL OSCARS 2017


Con 8 nominaciones a los Oscars, Moonlight parece la clara favorita para arrebatar la hegemonia de la gala  de los Oscars a La La Land. Empatando en la segunda posición con La Llegada, se queda a 6 nominaciones del músical, y muy lejos tanto en sensaciones cómo en calidad.

Moonlight se asentará en la cartelera española el viernes 10 de febrero, y seguramente cosechará éxito inmediato gracias a a su estreno cercano a los Oscars y a las buenas críticas que ha ido cosechando durante la carrera hacia los mismos.

Por todo esto, y por extraño que os parezca, (yo también me sorprendí) la decepción que me llevé al visionar la aclamada cinta fue bastante notable.


Aquí mis razones de por qué Moonlight simplemente es una buena película, sin llegar a alzarse con el título de gran obra que las críticas le han brindado.


La trama no muestra nada nuevo.

Mejor dicho, la trama no consigue mostrarnos nada nuevo, porque durante toda la cinta son palpables sus intentos fracasados de mostrarnos una historia rompedora y novedaosa.

Moonlight es un drama al uso, desarrollado en los suburbios de Miami en el que pronto un niño entra en escena en uno de los barios más peligrosos y marginales de la ya nombrada ciudad.

El director quiere que empatizemos con el protagonista desde un principio, y así nos muestra su debilidad en las primeras escenas y los problemas familiares que le hacen padecer dicha debilidad.

La película nos muestra un período de tiempo largo, tres etapas de Little, su niñez, la adolescencia, y su evolución hasta la plena madurez.

Interpretado por tres actores diferentes, en cada uno de estos actos el director nos quiere dejar palpables los problemas de Little. En el colegio, es victima del bullyng y su dificultad para adaptarse a las relaciones sociales con sus compañeros.

Aquí aparece la figura de Juan, interpretado de manera notable por Mahershala Ali, su nominación al oscar por actor de reparto lo corrobora. Juan es un narcotraficante de la ciudad, que se encuentra a Little o Chiron, su verdadero nombre, en un suburbio escapando de unos compañeros de clase. Se le lleva a casa y le intenta tranquilizar, convirtiéndose así en su mentor, alguien en quién confiar junto a su mujer Teresa.

Aquí entran en conflicto dos posturas, la de la madre de Chiron y Juan, una pelea o conflicto por la potestad de cuidar y criar al pequeño.

En cuanto a su adolescencia, Chiron sigue teniendo todos los problemas ya mencionados, y su personalidad se desarrolla de manera lenta para el espectador.

El poco diálogo que tiene el personaje principal, (así intentan mostrar esos problemas y dificultades que tiene), se hace un tanto pesado, ya que su desarrollo corre a cargo del espectador, no nos muestran demasiadas escenas en las que podemos empatizar con él.

 Uno de los únicos conflictos que la película desarrolla con cierto éxito es el de la sexualidad del protagonista, sin contar demasiado para no entrar en spoilers, es uno de los temas con los que la película consigue engancharte, y disfrutar así de una subtrama poderosa.

Quiere tocar y tratar muchos temas, pero no consigue hacerlo de lleno en ninguno, Moonlight prometía desde la primera escena y se queda en eso, en una promesa que no termina nunca de convertirse en realidad.



Un reparto un tanto plano.

Tres etapas de la vida del protagonista, tres diferentes actores interpretan a Chiron, algo lógico,  pero que se convierte en banal una vez vista Boyhood de Richard Linklater. Han sido muy comparadas, pero creo que la experiencia vital que Boyhood nos transmitía supera con creces este cocktail de emociones que presenta Moonlight.

Los tres actores sacan un poco de contexto, no por los dos primeros que todavía puedes ver cierto parecido, pero cuándo aparece el Chiron adulto alias Black, se te caé el mundo a los pies. Con la misma esencia pero con un cambio de personalidad aspecto e ideales tremendo, por lo menos a mí me saca de contexto de toda la historia. Un fallo importante del director que le resta credibilidad a una cinta que precisamente quiere mostrar la credibilidad cómo uno de sus puntos fuertes.

Mahershala Ali está brillante, no hay duda en este apartado, pero, ¿Se llevará un oscar por salir en un tercio de una película de dos horas? Más adelante daré mi opinión al respecto.

La figura de Juan y Teresa, la pareja que acoge emocionalmente a Chiron tiene mucha profundidaz, y las escasas esceneas en las que aparecen, hace que esta trama  quede en el aire.




En mi opinión era una de los conflictos más importantes de toda la película. La debilidad de Chiron esta causada por la adicción de su madre a las drogas, y su dejadez cómo educadora y guía del pequeño. Esta falta de cariño la encuentra en Juan y Teresa, e intuyo, porque el director no nos lo muestra, que este cariño y apoyo fué esencial para el desarrollo de Chiron hasta Black. Creo que es un frente que queda abierto en la película, sujeto a al aimaginación del espectador de manera errónea, ya que algo tan importante tiene que ser contado.

La madre de Chiron es otro papel bastante fuerte, y junto al de Juan, son los más fuertes y potentes de la cinta. Interpretado por una brillante Naomi Harris, está perfecta en el papel de madre afectada por las drogas, a causa de las que deja de lado a su hijo, y sin saberlo, o sin ser consciente de ello, crea un trauma del que no desahará en su vida.



8 Nominaciones a los Oscars.

Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor Secundario ( Mahershala Ali) , Mejor Actriz Secundaria ( Naomi Harris), Mejor Guión Adaptado, Mejor Fotografía, Mejor Banda Sonora y Mejor Montaje. Estas son las ocho categorias en las que Moonlight opta a ser premiada. Dejando de lado las técnicas, en las que creo no destaca demasiado para llevarse algun que otro premio, las nominaciones de actores está más que justificadas.

Naomi Harris lo tiene bastante dificill ya que comparte nominación con Viola Davis, y creo que este año el oscar es suyo. Sin perjuicio de esto, la actuación de Naomi quedará como la mejor y la más potente de toda la cinta.

Mahershala Ali está brillante, desprende un aroma de padre protector y de bondad que es dificil de conseguir. La pena es su corta participación en la cinta. Nos quedamos con ganas de verle más, ya que la evolución de Chiron no es demasiado profunda. Mi única duda es si el Oscar se le puede dar por una aprición de escasa media hora de película, estando Dev Patel por la magnífica Lion, Lucas Hedges por Manchester By the Sea o Michael Shannon en la espléndida Nocturnal Animals. Dejando esto de lado, Mahershala Ali parece el gran favorito, triunfó en los Globos de Oro y si se hace con el Oscar será un premio merecido.

En cuanto a mejor dirección y a mejor Película, nuestro amigo Damien Chazele tiene la culpa de rebajar las posibilidades de todo lo que no sea La La Land al mínimo. Sin compararla con el músical, y vistas ya todas las películas nominadas, me atrevo a afirmar que no es que no llegue al nivel de La La Land, es que está por debajo de otras cuantas nominadas. Moonlight es una buena película, sin duda, pero dista mucho de conseguir esa grandeza que desprende.


Nota : 6.5/10.

Por Gonzalo Ruiz


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada